jueves, 23 de diciembre de 2021

Dulces de Navidad

 Vamos a compartir uno de los dulces típicos Navidad, conocidos en Jumilla como "FRIOLERAS"

ROLLOS ESCALDADOS

Su preparación es muy sencilla, se mezclan todos los ingredientes en un lebrillo y cuando está la masa preparada se van haciendo los rollos. Se colocan encima de la mesa y uno a uno se van bañando en nuevo batido y azúcar sucesivamente. Se colocan en la bandeja y se introducen en el horno para cocer.

  • Litro y medio de anís 
  • 1 kg de azúcar
  • 1 litro de aceite
  • 1 kg de harina







domingo, 19 de diciembre de 2021

JARDÍN BOTÁNICO- LA ESTACADA

     El diseño del paisaje junto con la excelente calidad de la tierra, ha hecho posible un rápido crecimiento de la especie y se ha convertido en uno de los más visitados de la región, destacando, por sus magníficos ejemplos de coníferas. Actualmente cubre 34.900 m² y hay más de 150 especies ornamentales de árboles y arbustos típicos de la flora autóctona, no solo de Jumilla, sino también del sureste español y del resto de España.

    El Parque de la Estacada fue planeado por el IRYDA como zona verde del Poblado de Colonización del mismo nombre. Con un diseño paisajista, es una zona de paseo muy agradable con una superficie de 19.900 m² pertenecientes al jardín botánico y 15.000 m² más pertenecientes a la parte del jardín forestal.

    cuenta con más de 150 especies distintas, entre las que podemos destacar las plantas fósiles (su familia y género están extintas excepto estos dos) Gingko biloba, superviviente de la bomba atómica de Hiroshima, o Cyca revoluta que tiene aspecto de una palmera.

    También podemos destacar el Sanzgatillo, cuyas ramas se usaban antiguamente para ponerlas debajo de las almohadas de los varones recién casados para inhibir el deseo sexual, y el árbol de Judas o árbol del amor, mismo árbol en el que se ahorcó Judas Iscariote y que al florecer muestra unas flores violáceas preciosas.

    Encontramos también variedades de cipreses y cedros típicos de Asia o el norte de África. Algunos como el Ciprés de Nootka crecen en zonas de Alaska extendiéndose hasta el norte del estado de California. En la Plaza de los Cipreses podemos encontrar algunos ejemplares de ciprés común (Cupressus sempervirens) de más de 20 metros de altura.

    Es una zona ideal para disfrutar de un paseo tranquilo. Cuenta con varios caminos para pasear, zona para niños, aseos y un lago con peces.

Está abierto todos los días del año, en invierno de 8:00 a 18:00 y en verano de 8:00 a 21:00






viernes, 26 de noviembre de 2021

EL MEJOR MIRADOR DE JUMILLA

 LA SIERRA DEL BUEY

También conocido como el Cervio jumillano, es una sierra reconocible desde la propia ciudad de Jumilla, que emerge al fondo como un gran paisaje. Su altura es de 1.088 m. Sus fuertes pendientes y acantilados en los dos lados configuran un perfil impresionante, sobre todo por su ladera sur, en la que se pueden ver estratos casi verticales y con un parque eólico situado en uno de sus extremos.

Con una sensación de verticalidad absoluta, la Sierra del Buey se eleva a plomo 400 metros sobre Jumilla, siendo muy popular la práctica de la escalada. 

Desde arriba se disfrutan de unas vistas espectaculares de todo el entorno de las sierras del Altiplano (el Arabí, el Carche, la Sierra de Santa Ana, la Sierra de la Pila, Ricote, El Almorchón de Cieza, Sierra Espuña), un lugar único donde es posible apreciar el vuelo de algún buitre leonado o alguna graja.

Panorámica Sierra del Buey y los Hermanillos




domingo, 14 de noviembre de 2021

DÍA MUNDIAL DEL ENOTURISMO

 

El segundo domingo de noviembre se celebra el Día Mundial del Enoturismo. Con esta celebración se quiere compartir la cultura del vino y resaltar su calidad.

 

Las Rutas del Vino de España participan en esta celebración con distintas actividades en cada uno de sus territorios. Concretamente en Jumilla se celebra con jornadas de puertas abiertas en monumentos y museos, con la celebración de las Jornadas Gastronómicas y con visitas a bodegas y almazaras de la Ruta del Vino de Jumilla.

 

La Ruta del Vino de Jumilla tiene una variada oferta de visitas a bodegas, donde cada visitante debe reservar con antelación en la propia bodega para poder visitarla. Todas las bodegas ofrecen visitas a sus instalaciones, incluida la salas de barricas, que es la parte más llamativa (en algunas de ellas también se pueden visitar los viñedos), al finalizar la visita se ofrecen degustaciones de sus vinos con picoteo de productos de la zona o comida en bodega.

 

Ten en cuenta que las bodegas de Jumilla se pueden visitar durante todo el año, de esta manera podrás apreciar la evolución de los vinos y las distintas tonalidades de los viñedos en todas las épocas del año.







viernes, 22 de octubre de 2021

Grabados y Pinturas Rupestres de la Sierra de la Pedrera

 

En la Sierra de la Pedrera en Jumilla podrá encontrar Grabados Rupestres del II milenio a. C. y Pinturas Rupestres entre el V y el II milenio a.C., declarados Bien de Interés Cultural-Patrimonio de la Humanidad.

Los Grabados son un conjunto de cazoletas y canalillos grabados sobre una gran roca que destaca sobre el terreno, algunos de ellos se encuentran comunicados entre sí y desaguan en una cazoleta de mayor tamaño o calderón.

Debido a las dimensiones del sistema de cazoletas y canalillos y su capacidad de recogida de agua, también nos permite cuestionar su carácter utilitario, asociándolo también a aspecto rituales relacionados con el agua.



En las Pinturas Rupestres se pueden distinguir dos conjuntos de figuras. Por una parte, en color violáceo, aparecen tres cápridos en disposición escalonada de izquierda a derecha, estando el central muy bien conservado.
Por encima de éstos, hay restos de una posible representación humana con los brazos en cruz.
Por otra parte, en color rojo, hay tres figuras humanas del tipo "en phi" (así denominado por la similitud con esta letra griega del tratamiento del tronco y brazos) en las que se han representado también la cabeza y las extremidades inferiores, y, en la central, el sexo, tratándose de una representación masculina entre dos femeninas, en una posible escena de danza.
En el ángulo inferior izquierdo del panel hay al menos dos representaciones más, una es una figura humana similar a las anteriores y la otra un posible cáprido.






miércoles, 13 de octubre de 2021

NECROTURISMO EN JUMILLA

 CEMENTERIO DE JUMILLA

El cementerio no sólo guarda la memoria de nuestros difuntos, sino que es toda una lección de historia y de arte, que muestra los valores, creencias y anhelos de los siglos XIX y XX.

El primer recinto fue inaugurado en 1875, aunque en la zona existían enterramientos en zanjas desde el año 1812 y una ermita dedicada a Santa Catalina, hoy desaparecida.

A finales del S. XIX Jumilla vivía un auge económico y cultural gracias a la industria del esparto y del vino. Era una época de esplendor en Jumilla, lo que se refleja en suntuosos panteones.

El proyecto del cementerio fue obra del arquitecto provincial Marín Baldó. El diseño, de estilo romántico, contemplaba la casa del sepulturero y la sala de autopsias flanqueando la entrada. En la capilla combinó varios estilos medievales, y las medidas son las imprescindibles para la colocación de un cadáver sobre la mesa, rodeado de antorchas y dejando un metro de paso por cada uno de los costados.  Este diseño integraba la vegetación como un recurso estético. Todos estos espacios se conservan tal y como los planteó el arquitecto. El recinto, primeramente se dividía en dos zonas que distribuían enterramientos en el suelo, en nichos y en panteones, aunque posteriormente fue reformado.

De finales del S. XIX destacan los panteones del Barón del Solar, construcción octogonal con cúpula y el de Francisco Pérez de los Cobos, de estilo ecléctico medieval. También el obelisco de la familia Tomás, con una rica inocografía funeraria, como un reloj de arena o un cráneo con dos tibias. Los nuevos aires modernistas quedan patentes en la escultura del ángel de la sepultura de José María Bernal y Catalina Jiménez.

Desde 1877 el cementerio ha conocido sucesivas ampliaciones, adaptándose al desnivel del terreno y a los nuevos gustos estéticos.

jueves, 16 de septiembre de 2021

EL ORIGEN DE LA UVA MONASTRELL

 EL ORIGEN DE LA UVA MONASTRELL. 

Por Emiliano Hernández Carrión.

    La curiosidad innata que preside la mayor parte de la actividad humana y, que duda cabe, es la que le ha ayudado a progresar, nos lleva casi siempre a preguntarnos por el origen de las cosas. Es como cuando quieres hablar de algo concreto y lo primero que haces es buscar la definición en el diccionario. Y esto es lo que pasa con la variedad de uva Monastrell, de la que tanto se habla y que hoy por hoy, como se suele decir es una variedad en expansión, pues ya es la segunda variedad más cultivada en España, mientras que hace unos años, en concreto en 1996, cuando Francisco Pardo publicó su magnífico libro sobre la vid y el vino en Jumilla, era la tercera en extensión cultivada.

    Generalmente casi todos los seres vivos de una misma especie suelen tener un tronco u origen común, que se va diversificando en distintas variedades con el paso del tiempo, aunque en el caso de los perros (canis familiaris), parece un poco exagerado el número de variedades. Esto mismo ocurre con el ´genero "vitis", al que pertenece la uva Monastrell, cuyo origen más antiguo, en especies silvestres por supuesto, se conocen desde el Terciario, como por ejemplo la "Vitis praevinífera", que es considerada la madre de todas las formas viniferas, como la "Vitis aussoniae", cuyos hallazgos también se han encontrado en América y Asia, e incluso en Islandia y Groenlandia, claramente durante períodos climáticos que permitían esta proliferación. En Europa, durante las glaciaciones y demás pulsos del cambio climático, la presencia de la "Vitis aussoniae" se redujo a la cuenca mediterránea, evolucionando en cada zona variedades distintas. Así sabemos, que en el antiguo Egipto faraónico  se conocían ocho variedades de vides, tanto viníferas como de consumo como fruta.

   


Los restos más antiguos que conocemos de elaboración del vino, se han encontrado en Georgina, en las montañas del Cáucaso, con fechas en torno al 6000 a. C., aunque no conocemos la variedad o variedades que utilizaron, pero que indudablemente habían evolucionado de la "Vitis aussoniae".

    Indudablemente en la Península Ibérica también evolucionaron otras especies de "vitis". Pero lo más importante de todo, es que las especies evolucionadas a un lado y otro del Mediterráneo, se podían hibridar entre sí, y decimos lo de sorprendente, porque esto no siempre es factible, por ejemplo, dentro del mundo animal, los babuinos que viven a uno y otro lado del río Congo, si se aparean entre sí, no engendran, han evolucionado paralelamente pedro de forma diferente. El ejemplo más clásico es el apareamiento entre un burro y una yegua, que nace una mula, que es estéril, y con ella acaba la especie. En el caso de las vides de la cuenca del Mediterráneo, por lo que sabemos hoy, no ha sido así, para bien del vino.

    La ingente cantidad de culturas que han crecido y surcado el Mediterráneo, practicaron la hibridación entre vides de uno y otro lado del Mediterráneo, suponemos que con resultados desiguales, pero que evolucionaron en la Península Ibérica, no sabemos si con algún aporte de otras zonas mediterráneas, traídas por los colonizadores orientales pero está claro, y en esto coinciden casi todos los autores, que la Monastrell tiene un origen peninsular, algunos incluso lo concretan en el Sureste, debido a su gran adaptabilidad al clima de la zona, que le permite soportar altas temperaturas y grandes períodos de sequía, además de crecer bien en terrenos calcáreos.

    Como tal nombre de variedad Monastrell, aparece en documentos de finales del siglo XV. Ha tenido diferentes denominaciones según el momento y las zonas, y con una extensión de cultivo, en un primer momento, por toda la Península Ibérica y por el Sur de Francia, y hoy en día por todo el mundo.

viernes, 20 de agosto de 2021

PARQUE REGIONAL SIERRA DEL CARCHE




    
El parque regional abarca una extensión de 5.942 ha, recoge toda la superficie de los montes públicos de la Sierra de El Carche (3.942 ha) y Cabezo de la Rosa (680,93 ha); parte de los Montes de Las Pansas (403 ha), y áreas cultivadas.


    Se puede acceder al parque por los siguientes puntos:

  • Ctra. A-15 Jumilla- Las Quebradas km 7. Pista forestal del Carche.
  • Ctra. A-15 Jumilla- Las Quebradas km 7. Pista forestal del Cabezo de la Rosa.
  • Ctra. A-15 Jumilla- Las Quebradas km 13,250. Pista forestal del Carche.
  • Ctra. C-3213 Jumilla- Pinoso km 41,800. Pista forestal de Viña Pe al Carche.
  • Ctra. C-3213 Jumilla Pinoso km 50. Vereda de las casas de Castilla a la Solana del Carche.
  • Ctra. A-19 a Raspay. Pista forestal a La Yedra.
  • Ctra. A-19 a Raspay. Pista forestal a Pisana.
VEGETACIÓN Y FLORA

    Además de la importante masa forestal de Pinues halepensis, el parque regional alberga una gran riqueza florística, con diversas especies endémicas y protegidas a nivel regional.

FAUNA

    El parque acoge una excelente muestra de la fauna murciana, con más de 170 especies vertebradas censadas. Destaca el Águila real, Halcón peregrino, Búho real y Chova piquirroja, 

    Al parque también cuanta con senderos de pequeño recorrido para disfrutar del entorno.




Sendero Jumilla PR-2 Torre del Rico cumbre del Carche, son 17 km de recorrido con un desnivel de 800 metros y una duración aproximada de 4 horas a pie.

Sendero Jumilla PR-3 Casas de La Rosa a Barranco del Saltaor, tiene un recorrido de 10 km de dificultad media y un desnivel de 550 metros, la duración de la marcha es aproximadamente 5 horas a pie.


 

Entre los lugares de interés y más llamativos para los visitantes destacan:
  • Cabezo de La Rosa. Diapiro triásico de interés regional.
  • Madama del Carche, 1.372 m. Cima del Parque
  • Barranco de la Guarafía. 
  • Umbría del Revolcador
  • Peña del Castelar. Destacado escarpe rocoso de gran visibilidad
  • La Pedriza. Escarpes rocosos
  • Solana de La Alberquilla. Escarpes rocosos
  • Barranco del Saltaor
  • La Curiosa. Yacimiento fosilífero del Eoceno Medio
  • Fuente de la Sanguijuela. Manantial

viernes, 30 de julio de 2021

FIESTAS PATRONALES DE JUMILLA

 En Jumilla las Fiestas Patronales se celebran en torno al 15 de Agosto en honor de la patrona de Jumilla, Ntra. Sra. de la Asunción, están organizados por el Ayuntamiento y otros colectivos como la Cofradía de la Virgen, Federación de Fiestas de la Vendimia, Festival Nacional de Folklore y la Asociación de Moros y Cristianos.

La Fiesta de la Vendimia se vive en un ambiente festivo de devoción al vino y su cultura, haciendo un recorrido por la vendimia, la pisa, la elaboración y la degustación de los vinos. Los actos más relevantes son:La inauguración de la fuente del vino, la ofrenda del primer mosto al Niño de las Uvas, las Cabalgatas Infantil y Tradicional y el último sábado de feria se celebra la Gran Cabalgata del Vino.

Festival Nacional de Folklore "Ciudad de Jumilla" , está organizado por el grupo de Coros y Danzas Francisco Salzillo de Jumilla con actuaciones en el escenario principal de grupos nacionales e internacionales que exponen sus más profundas raíces, ofreciendo sus cantos y bailes tradicionales. Además de otros eventos como la Velada Folk y actuaciones de grupos en barrios y calles de Jumilla.

Fiestas de Moros y Cristianos, Jumilla vuelve a su pasado medieval cuando la ciudad fue frontera entre dos mundos. Durante tres días se participa en las celebraciones de los actos de la Virgen Ntra. Sra. de la Asunción. Marchas moras y pasodobles cristianos llenan las calles de vestidos espectaculares en una fiesta donde prima la fraternidad.







viernes, 18 de junio de 2021

Descubre la Sierra de la Pedrera en Jumilla

 

La Sierra de la Pedrera en Jumilla te sorprenderá.

La máxima altura de este monte, plagado de esparto y plantas aromáticas,  es de 765 m. Este paraje reúne un conjunto de lugares de interés que la convierten en una ruta ideal para caminar.

 A lo largo de la senda  se encuentra la cantera histórica de Santiago (S. XV-XVI), las pinturas rupestres del arte esquemático, fechadas entre el Neolítico y la Edad del Bronce, y un conjunto de cazoletas y grabados en las piedra del II Milenio aC. Se desconoce la utilidad de estos grabados, quizás señalen rutas trashumantes, mapas astronómicos o sirvan para algún tipo de ritual.  En el paisaje se distingue el camino histórico de Ontur, con tramos excavados en la roca por el paso de los carros.