martes, 9 de agosto de 2016

 EL ARCO DE SAN ROQUE (S. XVII) 

Este curioso arco es realidad una de las antiguas puertas de la ciudad. Comunicaba con el camino tradicional de Granada que discurría por San Antón y San Agustín. Sobre la puerta se colocó la ermita de San Roque. La elección de este santo no es casual, como se consideraba protector de las epidemias, colocado sobre una entrada de la ciudad debería de actuar contra la propagación de las pestes que asolaban a la población en aquella época. La ermita es muy sencilla, de una sola nave, en el interior destaca una bonita azulejería valenciana que representa los atributos del santo. El día 16 de agosto se celebra la tradicional procesión de San Roque, a las 8 de la mañana.